Siguenos en:

Euskara   |   Español   |   English   |   Français

Inicio
Menú

En esta página, utilizamos cookies para aportarte una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Caos y clasicismo: arte en Francia, Italia, Alemania y España, 1918–1936

22 de febrero, 2011 – 15 de mayo, 2011

La commedia dell'arte les ofrecía a los artistas de la posguerra mucho más que la simple familiaridad. En cuanto género, al mismo tiempo venerable y contemporáneo, respondía a la idea del clasicismo moderno a la vez que ofrecía una narrativa alternativa a los mitos clásicos que con tanta fuerza se habían arraigado en la cultura europea de la posguerra1.

Teatro, circo, deportes: la escenificación del cuerpo se estaba convirtiendo rápidamente en elemento clave del retorno al orden. El cuerpo -desarrollado, remodelado y perfeccionado- era entonces garantía de valor auténtico, en contraposición a la mente.

En el intento de distanciarse del pasado reciente, los vanguardistas evitaron cualquier referencia a los antiguos ideales académicos y buscaron inspiración en sitios sorprendentes: la pintura de iconos, el arte primitivo, el circo, los espectáculos de variedades y la commedia dell'arte. Ésta última, también conocida como comedia italiana, es una forma de teatro originada en las calles y en las plazas del mercado durante el Renacimiento italiano, aunque sus raíces se remontan al antiguo teatro griego y romano. Se caracteriza por sus personajes enmascarados y las actuaciones improvisadas basadas en escenas en las que cada actor tenía un rol muy determinado. La troupe viajaba por Europa presentando sus espectáculos, y esta forma de arte fue muy popular hasta el siglo XVIII. "La commedia dell'arte, con su estilo latino de familia, representaba la normalidad en una época obsesionada con el sentido común y deseosa de apartarse del emocionalismo de preguerra: ‘Ningún Otelo ni Hamlet, ninguna Fedra ni Quimera, nadie que se perturbe la mente con abrumadoras obsesiones -escribía el erudito Pierre Louis Duchartre-, la commedia dell'arte es un mundo pleno del que todos pueden nutrirse'"2.

Gino Severini, un antiguo futurista que dio un giro hacia el neoclasicismo, se convirtió en un especialista en representar la commedia dell'arte, como en Las dos polichinelas (Les deux Polichinelles), junio de 1922. Polichinela viste normalmente de blanco y lleva una máscara negra con un nariz larga; su vestimenta en blanco y negro simboliza la unión de dualidades. Como personaje reivindicativo, a menudo pretende no saber qué acontece para engañar a la gente o atacarla físicamente. Severini pintó dos figuras enmascaradas, algo misteriosas. Al no poder apreciarse sus expresiones faciales, sus sentimientos e intenciones quedan ocultos, lo que puede resultar en cierta medida perturbador para el observador.

Notas
1 Kenneth E. Silver, "Un yo más perdurable", en Silver, Caos y clasicismo: arte en Francia, Italia, Alemania y España, 1918—1936, cat. expo., Bilbao, Museo Guggenheim Bilbao; Nueva York, Solomon R. Guggenheim Foundation, 2010, págs. 43—44.

2 Ibid., p. 44.

Muestre a su clase: Los dos polichinelas, junio de 1922

  • Pídales que describan esta pintura con el mayor detalle posible. ¿Qué colores, dibujos y texturas aprecian?
  • Hay dos figuras. ¿Quiénes podrían ser? ¿Qué pueden averiguar reparando en sus posturas, sus expresiones y su vestimenta?
  • ¿Cómo describirían el ambiente de la pintura? ¿Cómo consiguió ese efecto Severini?
  • ¿Les gustaría acudir a un espectáculo de esas figuras? ¿Por qué?
  • Compare las pinturas futuristas de Sevirini con aquellas que realizó en la posguerra. ¿En qué se diferencian? ¿En qué se asemejan? ¿Cuáles prefiere su clase? ¿Por qué?
  • En grupos pequeños pueden recrear una escena de una commedia dell'arte en la que participen Polichinella y otros personajes como Pierrot y Arlequín.

    En la commedia dell'arte, Pierrot, un mimo triste, está enamorado de Colombina, que prefiere a Arlequín. No suele llevar máscara sino el rostro completamente cubierto de pintura blanca y "viste una camisa blanca amplia con botones grandes y unos amplios pantalones"1.Es, en esencia, un personaje ingenuo, a menudo ridiculizado por su personalidad confiada. Arlequín es conocido por su agilidad, a menudo da volteretas y saltos. Disoluto y competitivo, desea a todas las mujeres y se burla de otros pretendientes. Es "corto" y "trata desesperadamente de ocultar su falta de ingenio"2 . Polichinela destaca en el elenco gracias a su particular voz, cuyo timbre y vibración contribuyen al intenso ritmo del espectáculo.

    En este tipo de teatro, los actores actuaban sin guión, siguiendo tan sólo situaciones descritas que enmarcaban la acción. "Los actores hacían el espectáculo accesible a todas las clases sociales, derribando la barrera de la lengua mediante el uso experto de técnicas mímicas, personajes universalmente compresibles, bromas tradicionales, máscaras identificables [y] comedia física"3 . Los alumnos deben escribir una situación y delinear la acción para después interpretarla delante del resto de la clase.

    Notas
    1 "Pierrot" en http://en.wikipedia.org/wiki/Pierrot (último acceso: 22 de diciembre de 2010).
    2 "Harlequin" en http://en.wikipedia.org/wiki/Harlequin (último acceso: 22 de diciembre de 2010).
    3 "Commedia dell'arte" en http://www.newworldencyclopedia.org/entry/Commedia_dell'arte (último acceso: 22 de diciembre de 2010).

×