Siguenos en:

Euskara   |   Español   |   English   |   Français

Inicio
Menú

Hablando con las manos
Fotografías de la Colección Buhl

25 de noviembre, 2005 – 22 de marzo, 2006

La exposición Hablando con las manos. Fotografías de la Colección Buhl reúne una selección de cerca de 170 fotografías que ponen de manifiesto el protagonismo de las manos como tema fotográfico debido, en gran parte, a las posibilidades que ofrece este medio para captar fragmentos, detalles y movimientos efímeros.

Las fotografías proceden de la amplia colección del conocido filántropo Henry M. Buhl, quien tras ejercer durante 30 años como broker de inversiones, abandonó su actividad profesional y se instaló en el SoHo neoyorquino para dedicarse a la fotografía.

Entre las numerosas instituciones artísticas en las que participa, Henry M. Bulh es miembro del Comité de Fotografía del Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York, y la Fundación que lleva su nombre otorga una beca bienal a la excelencia en la fotografía. Además, Henry Buhl ha recibido el máximo reconocimiento público por su compromiso social como fundador y líder de la organización Partnership, dedicada a la integración de los marginados en la sociedad a través de un exitoso programa de formación profesional.

En las fotografías que presenta esta exposición la presencia de las manos aparece tanto en su literalidad en el contexto, por ejemplo, del retrato, como de modo figurativo en forma de gestos extraídos de imágenes documentales. Al abarcar la totalidad de la historia de este medio, la muestra ofrece un panorama completo de las prácticas fotográficas, incluyendo la fotografía científica, periodística y artística, con un especial énfasis en la fotografía de artistas contemporáneos.

Esta selección de fotografías, agrupadas en categorías históricas y en secciones temáticas, en lugar de con criterios cronológicos, reúne obras de artistas tan relevantes como Janine Antoni, Diane Arbus, Richard Avedon, Robert Capa, Henri Cartier-Bresson, Robert Doisneau, William Eggleston, Walker Evans, Nan Goldin, Andreas Gursky, Dorothea Lange, Annie Leibovitz, Robert Mapplethorpe, László Moholy-Nagy, Nadar, Shirin Neshat, Gabriel Orozco, Man Ray, August Sander o Cindy Sherman, entre otros.

En octubre de 1993 Henry M. Buhl adquirió una fotografía de las manos de Georgia O’Keeffe realizada por Alfred Stieglitz. Dicha fotografía se convertiría en el inicio de una colección particular que en la actualidad cuenta con más de mil imágenes realizadas por los más destacados fotógrafos, así como por artistas menos conocidos y creadores emergentes. Centrado en el tema de las manos, Buhl ha logrado reunir imágenes que no sólo abarcan la historia de la fotografía, desde un negativo de dibujo fotogénico realizado por William Henry Fox Talbot en 1840 hasta las series de polaroids de Cornelia Parker de 2002, sino que también incluye diversidad de prácticas como la fotografía científica, periodística o artística con una sólida impronta contemporánea.

El tema de las manos en la Colección Buhl analiza la naturaleza misma de la fotografía y revela algunos aspectos singulares relativos al coleccionismo fotográfico. Agrupadas en secciones temáticas y en categorías históricas, la exposición presenta más de 160 imágenes realizadas por aproximadamente 150 artistas pertenecientes a la Colección Buhl. Este conjunto muestra las manos como tema fotográfico recurrente debido, en parte, a la facilidad de esta técnica para capturar fragmentos, detalles y el movimiento efímero.

Una parte significativa de Hablando con las manos: fotografías de la Colección Buhl está dedicada a retratos de manos que actúan como representación metonímica de la persona. Cuando se identifica al sujeto, ya sea artista, actor o atleta, los retratos parecen revelar la naturaleza de la profesión del modelo y la razón de su celebridad. Los retratos de actores y bailarines se presentan con gestos teatrales convencionales; las expresivas gesticulaciones de individuos anónimos se muestran en poéticas representaciones de la vida cotidiana; y las imágenes fotoperiodísticas reflejan los gestos retóricos empleados por políticos carismáticos. En estas fotografías documentales, las manos son claras portadoras de significado, aunque éste sólo sea parte de un contexto de mayor alcance.

La muestra también examina obras abstractas y manipuladas, que van desde los años veinte a los cincuenta, en las que las manos aparecen de forma fragmentada y fetichista. Muchas de estas piezas fueron creadas en el contexto de movimientos artísticos de vanguardia tales como el Constructivismo, el Surrealismo o la Bauhaus, o influenciadas por ellos. La experimentación con esta técnica nos ofrece fotogramas que muestran tanto manos reales presentadas de forma directa, como fotomontajes que deconstruyen y recomponen las manos de forma evocadora.

Una gran parte de la Colección Buhl está dedicada al arte de los últimos 25 años. La mayoría de estas piezas son conceptuales y difieren de las fotografías anteriores en escala y en el tratamiento del color. En los años setenta, muchos artistas conceptuales y de performance emplearon la fotografía para documentar la interacción de sus cuerpos con su entorno y para crear una representación directa de la vida y la experiencia cotidiana. Fotografías posteriores reflejan el gusto por el riesgo y por lo grotesco a medida que los artistas incorporan gestos de la performance en sus representaciones del cuerpo, normalmente, su propio cuerpo.

Otro aspecto de las obras contemporáneas de Hablando con las manos es el interés que muestran por la representación visual del lenguaje, que data de la década de los ochenta. En estas piezas la apropiación de representaciones mediáticas de gestos de las manos y la yuxtaposición de las imágenes de manos y textos, constituyen el preludio, dentro de la exposición, de imágenes predominantemente conceptuales de los noventa.

Jennifer Blessing
Comisaria de la exposición

Gregory Crewdson

Sin título, 1995

Copia en color

101,6 x 127 cm

Edición 3 de 6
Colección Buhl

×