Siguenos en:

Euskara   |   Español   |   English   |   Français

Inicio
Menú

Fotografía contemporánea: visiones en profundidad

25 de julio, 1999 – 20 de diciembre, 1999

Esta exposición revela la evolución de la política de adquisiciones de obra fotográfica del Solomon R. Guggenheim Museum desde sus inicios a partir de la importante donación de 194 obras procedentes de la The Robert Mapplethorpe Foundation en 1993. La exposición ofrece un análisis conciso de los distintos enfoques del arte fotográfico que pueden encontrarse en el arte contemporáneo de las dos últimas décadas. Siguiendo los criterios que rigen su colección, la obra fotográfica que ha incorporado el Museo responde más a la idea de representar en profundidad a ciertos artistas escogidos que a la intención de ilustrar un período o movimiento completos. Gracias a las importantes donaciones y compras recientes, el museo posee ya piezas muy significativas de fotografía contemporánea, especialmente de artistas que utilizan un enfoque altamente conceptual.

Entre otras destacan dos series de obras relacionadas de Anna Gaskell —Maravillas (wonder) y Desilusión (override)— basadas libremente en Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll y que ilustran el gusto hacia la metanarración que tienen los artistas de la fotografía. Esta tendencia es un legado de las ideas que artistas como Laurie Simmons y Cindy Sherman introdujeron a finales de los años 70 y principios de los 80. De esta última, Sherman, se presentan cinco obras que fueron adquiridas en 1997 y que reflejan las tendencias más importantes de su arte, desde sus famosos fotogramas de finales de los años 70 hasta las obras icónicas como Sin título, n.º 112 (Untitled, #112) (1982) de la serie de "pruebas de color", en la que la artista, experimentando con la luz y el color, muestra a diversos adolescentes o personajes típicos de la vida callejera.

Seis fotografías de Gabriel Orozco ilustran el desarrollo de la fotografía contemporánea aprovechando su doble condición de documento y artilugio. Sin ser precisamente un fotógrafo, Orozco utiliza esta técnica como otra faceta más de su trabajo multidisciplinar, documentando intervenciones o encuentros durante sus viajes alrededor del mundo.

Otro singular enfoque lo representan los discípulos de la pionera obra conceptual de Bernd y Hilla Becher, cuyo arte entró a formar parte de la Colección Guggenheim a principios de los años 80. Para Miles Coolidge y Andreas Gursky, que estudiaron con los Becher en Düsseldorf, la fotografía es una forma de captar la objetivación de la actividad humana contemporánea y la tensión entre el orden construido y el orden natural.

Rineke Dijkstra, artista establecida en Holanda, está representada por tres adquisiciones recientes de su serie Playas (Beaches) (1992–96), un conjunto de retratos sobrios realizados a gran escala de personas que la artista ha conocido en distintas playas de todo el mundo. Las obras constituyen un estudio de tipos de objetos parecidos, no muy distinto a los famosos estudios de depósitos de agua y silos de cereales de los Becher.

Al otro extremo del espectro, Uta Barth y Bill Jacobson desmaterializan sus temas para comprender mejor su esencia, cerrando el círculo de esta demostración sobre la capacidad de la cámara para ver lo que con frecuencia pasamos por alto.

Cindy Sherman

Sin título nº 112 (Untitled, #112), 1982

Fotografía en color

114,9 x 78,3 cm

Solomon R. Guggenheim Museum, Nueva York
Adquirida con fondos aportados por los miembros del Comité Internacional del Director y del Comité Ejecutivo: Eli Broad, Elaine Terner Cooper, Ronnie Heyman, J. Tomilson Hill, Dakis Joannou, Barbara Lane, Robert Mnuchin, Peter Norton, Thomas Walther y Ginny Williams. 97.4574.
© Cindy Sherman

×