Siguenos en:

Euskara   |   Español   |   English   |   Français

Inicio
Menú

David Salle

18 de enero, 2000 – 14 de mayo, 2000

David Salle es uno de los artistas americanos más importantes que despuntaron a comienzos de la década de los ochenta. Su singular estilo de pintura influyó en el renacimiento internacional de la pintura figurativa a gran escala que caracterizó buena parte de la producción artística de aquella década. Esta amplia retrospectiva, organizada por el Stedelijk Museum de Ámsterdam, abarca veinte años de la carrera del artista, aproximadamente desde 1980 hasta hoy.

Salle, que vive y trabaja en Nueva York, creció en el medio oeste de Estados Unidos. En los años 70 asistió al recién creado California Institute of the Arts, donde empezó a utilizar en su pintura técnicas cinematográficas como el montaje y la pantalla dividida. Tras terminar sus estudios, se trasladó a Nueva York, donde sus complejas imágenes, visualmente estimulantes, llamaron pronto la atención en los círculos artísticos internacionales de la década de los ochenta.

El artista, como muchos otros de su generación, debe gran parte de su rico vocabulario visual a imágenes encontradas que le sirvieron de inspiración. Tomando escenas de la historia del arte, la publicidad, el diseño y la cultura popular, Salle crea un ensamblaje de referencias culturales mixtas. En sus pinturas podemos encontrar alusiones a obras de los artistas barrocos Velázquez y Bernini, del pintor postimpresionista Cézanne, de los surrealistas Giacometti y Magritte, y del artista norteamericano de posguerra Jasper Johns. Además de las Bellas Artes, Salle se inspira en las artes decorativas y el arte erótico. A menudo, vemos representaciones eróticas de figuras femeninas que el artista fotografió en su estudio, así como imágenes de elementos e interiores que copió de diversas fuentes. Estas escenas a veces se yuxtaponen con objetos tridimensionales de diseño, entre los que se incluyen mesas, telas estampadas y botellas, o llevan superpuestos diversos nombres y títulos referentes a la literatura y el cine, como Tennyson o King Kong.

La obra de Salle es emblemática de lo que se ha denominado la posmodernidad. Si el protagonista de la modernidad fue autorreflexivo, el artista posmoderno busca la trascendencia en un mundo material fragmentado. Salle dibuja desde este mundo y crea otro en el que los contextos originales de imágenes y estilos se difuminan como recuerdos lejanos. Sus cuadros neutralizan y subvierten las convenciones narrativas, convirtiéndose en acontecimientos visuales que insisten en la primacía del ver y cuyo objeto es despertar emociones.

Además de los cuadros vistos en esta exposición, la variada producción de Salle incluye escultura, la película Search and Destroy y diseños de decorados para los ballets de inspiración punk coreografiados por Karole Armitrage, quien aparece con frecuencia en sus cuadros de finales de los pchenta, como Referencia de Byron a Wellington (Byron's Reference to Wellington, 1987).

Desde la década de los ochenta, David Salle ha mantenido un reto consigo mismo y con el mundo artístico internacional. En los años noventa ha estado trabajando en el desarrollo de varias series de obras distintas, a menudo de forma simultánea.

Salle inició los noventa con sus Pinturas de tapices (Tapestry Paintings), inspirándose para su realización en diseños de tapices italianos del siglo XVII. Su manipulación de la pintura en los bastos lienzos proporciona a cada cuadro el aspecto y el tacto de una tela tejida. A diferencia de gran parte de sus obras anteriores constituidas por dípticos o trípticos, cada una de estas pinturas constituye un solo cuadro en el que se han insertado estratégicamente pequeñas imágenes con intención de romper la composición y el significado originales del tapiz. Otras imágenes, como los bocadillos de texto de los cómics y las cabezas de títeres de Bunraku, rompen aún más la narrativa, añadiendo al mismo tiempo un elemento de humor a estas escenas reconstruidas. En comparación con sus representaciones femeninas de los ochenta, las mujeres de los paneles en grisalla insertados suelen aparecer vestidas de arlequines o personajes semejantes. La provocación sexual de estas figuras es menor, aunque no desaparece totalmente.

En 1993, Salle creó sus Pinturas de producción temprana (Early Product Paintings), como Carcajadas de salida (Exit Laughing), que recuerda la obra del pintor Pop americano James Rosenquist por la mezcolanza de anuncios de bebidas alcohólicas, electrodomésticos y cigarrillos. Más o menos en esa misma época, Salle realizó también su serie de Pinturas de ballet (Ballet Paintings), cuyos fondos se basan en fotografías de los años cincuenta tomadas durante los ensayos de las estrellas del Ballet de París y muestran su pincelada gestual más suelta hasta la fecha.

La obra reciente de Salle se centra en osos, interiores, cristales y espejos. En comparación con su obra anterior, estos cuadros tienen por lo general un mayor colorido y menos elementos basados en la fotografía. Además, muchos de los paneles insertados ya no son estrictamente rectangulares u ovales, sino curvados o con forma de estrella. Al madurar como artista, Salle sigue fascinándonos con sus nuevas maneras de desarrollar y reinventar sus imágenes. A lo largo de toda su carrera, Salle ha creado un estilo intuitivo y cambiante que, construido a partir de muy diversas fuentes, es fácilmente reconocible y claramente suyo.

Craig Houser
Comisario adjunto

David Salle

Comedia (Comedy), 1995

Acrílico y óleo sobre lienzo

253,8 x 365,8 cm

Solomon R. Guggenheim Museum, Nueva York
Adquirido con fondos aportados por el International Director´s Council; Sr. Edward V. Shufro y Sra.; The Eli Broad Family Foundation; y Rachel Lehmann

×