Siguenos en:

Euskara   |   Español   |   English   |   Français

Inicio
Menú
Jesús de Echebarria. Una crónica estereoscópica de principios del siglo XX

En 1852, John Benjamin Dancer patentó la primera cámara estereoscópica binocular. Este aparato trata de imitar la visión humana a través del uso de dos objetivos, que, al estar separados como los ojos, toman dos fotografías diferentes de un mismo motivo. El observador percibe una imagen de apariencia tridimensional al contemplar las dos imágenes a través de un estereoscopio, como el inventado en 1838 por Charles Wheatstone.

A principios del siglo XX, Jesús de Echebarria (Bilbao, 1882−1962) adquirió varios modelos de este tipo de cámaras, con las que fotografió, no solo los bulliciosos bulevares de Londres, París, Bilbao o San Sebastián, sino también escenas del ámbito laboral, religioso y lúdico, paisajes, desnudos y retratos. Echebarria reflejó la atmósfera bucólica del ámbito agrario vasco y, al mismo tiempo, actuó como cronista de una sociedad en pleno desarrollo industrial y político, adentrándose en la metrópolis moderna y plasmando a través de su lente sus astilleros y minas, sus mercados y plazas, capturando no solo el momento sino su atmósfera. Sus imágenes estereoscópicas muestran una curiosa simbiosis entre lo rural y lo urbano, entre el tradicional sector primario y la potente industria que bullía en las riberas del Nervión-Ibaizabal.

Son muchos los temas, tanto de la esfera privada como de la pública, que el ilustre bilbaíno captó con su cámara estereoscópica y que se plasmaron en más de 2.000 placas de vidrio. En esta sala se muestra una pequeña selección, que refleja la elegante armonía con la que Jesús de Echebarria retrata a la nueva sociedad—con sus nuevas formas de ocio—, en cuya economía la mujer desempeña un papel destacado.

Las imágenes de Jesús de Echebarria constituyen un personal gabinete de las maravillas de un pasado reciente, una crónica íntima y veraz de los acontecimientos, de la época que vivió y de todo su universo.

Jesús de Echebarria
Bilbao: Astilleros Euskalduna, taller de ajuste, junio de 1916
Fotografía estereoscópica convertida en anáglifo e impresa en poliéster retroiluminado
120 x 120 cm; 140 x 140 cm, con marco
Colección particular

Desde el hasta el .

Hazte amigo
Entra en la originalidad
Newsletter
x

Newsletter

Suscríbete y recibe toda la actualidad del Museo.

* Campo requerido

Cargando...

×